jueves, 16 de febrero de 2017

Jane, el zorro y yo, de Isabelle Arsenault y Fanny Britt

Título: Jane, el zorro y yo
Autoras:  Isabelle Arsenault y Fanny Britt
Editorial: Salamandra
Encuadernación: tapa dura
Número de páginas: 106
Idioma: castellano

Últimamente se habla mucho en los medios de un tema tan delicado como es el del acoso escolar, también conocido como bullying. Es un problema muy grave y más extendido de lo que se pensaba hasta hace poco. Me ha sorprendido para bien ver que, además de estar recibiendo tanta atención en la prensa y en los informativos, también se estén publicando libros en los que se aborda la cuestión con bastante sensibilidad. 
Algunos ejemplos de libros protagonizados por niños que sufren acoso serían los de la serie Wonder: la lección de August, de R. J. Palacio, o Un monstruo viene a verme, de Patrick Ness. Los dos me parecieron lecturas muy recomendables en las que no se banaliza el problema.
Para esta entrada he elegido otro en el que también se trata la cuestión desde una perspectiva parecida. En este caso he traído una novela gráfica (ya sabéis que tengo debilidad por las viñetas) de dos autoras canadienses: Isabelle Arsenault y Fanny Britt.
Jane, el zorro y yo cuenta la historia de una niña llamada Hélène que vive en Montreal en los años ochenta y a la que sus amigas han ido dando de lado por considerarla demasiado gorda. En realidad Hélène es una niña como cualquier otra, con los mismos sueños y aficiones, que ve cómo su vida diaria se convierte en un infierno por culpa de las constantes burlas de sus compañeros de colegio. El único refugio que encuentra esta pequeña es la lectura, concretamente la novela Jane Eyre
Hélène se siente muy identificada con la heroína creada por Charlotte Brontë y sueña con llegar a ser "una mujer brillante y delgada y prudente" de la que el señor Rochester pudiera enamorarse. La literatura es el único salvavidas al que puede aferrarse hasta que es obligada a participar en un campamento de inmersión en lengua inglesa. Allí el contacto con un curioso zorro y el descubrimiento de la verdadera amistad de la mano de Géraldine, otra niña a la que conocerá, harán cambiar radicalmente la percepción que de sí misma tiene Hélène.

Algunas de las ilustraciones en las que se evocan pasajes de Jane Eyre
Jane, el zorro y yo tiene una trama sencilla pero a la que se le puede sacar mucha sustancia. No es la clase de historia que suele cautivarme, pero reconozco que es una novela gráfica que recomendaría encarecidamente tanto a niños como a adultos. Por un lado porque reivindica la función terapéutica de la literatura, encima con un pedazo de libro como es Jane Eyre, y por otro porque transmite un mensaje de esperanza muy bonito sin obviar la crítica a la crueldad de la que pueden ser capaces las personas. 

En lo que se refiere a las ilustraciones, lo que más me ha gustado ha sido cómo se juega con dos tipos de dibujos muy diferentes. Cuando Hélène imagina las escenas de Jane Eyre los tonos son más cálidos y las figuras más estilizadas. Cuando se trata de su vida, los colores son apagados, casi siempre se recurre al blanco y negro y las imágenes se vuelven más infantiles y difusas. Este recurso no es nuevo. Creo recordar que ya en El mago de Oz, la película de 1939, las escenas que transcurren en Kansas se rodaron en blanco y negro, mientras que las que lo hacen en Oz están en color. También en La novia cadáver, de 2005, Tim Burton usó colores mucho más tristes para las secuencias en las que se supone que están en el mundo de los vivos, pero curiosamente otros mucho más vivos para el mundo de los muertos. Precisamente uno de los detalles más bonitos de Jane, el zorro y yo es que cuando Hélène empieza a sentirse más feliz también los colores inundan el mundo real.

La vida de Hélène se nos presenta en tonos grises; el de Jane en color.

Poco más puedo añadir a lo ya dicho. Quizás que esta es la clase de novela gráfica que puede interesarle también a quienes no son aficionados a los cómics, ya que es muy realista y autobiográfica (la propia Fanny Britt sufrió bullying en su infancia). Ha sido traducida a doce idiomas y ha ganado más de quince premios y menciones internacionales, como el prestigioso Governor General's Literary Award en la categoría de álbum ilustrado y la nominación al Premio Eisner en la categoría de libro juvenil.


7 comentarios:

  1. Que bonita edición tiene este libro, adoro este tipo de tomos así que gracias por el descubrimiento.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. Parece tratar con mucha sensibilidad un tema tan duro. NO suelo animarme con este género, pero esta vez me has tentado y mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!! este libro me parece una pasada, tanto por ilustraciones como por el tema tan duro que trata. me gustaría leerlo porque pienso que este tipo de historias ayuda a concienciar a la sociedad sobre estos problemas tan serios

    besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! ^^
    Pues por lo que cuentas tiene que estar bien, y las ilustraciones me parecen muy buenas, pero no sé si le daré una oportunidad, porque creo que nunca he leído novela gráfica (solo algún cómic americano y sobre todo manga). No es el tipo de libros que más me atraen, pero supongo que todo es probar.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Casualmente una de mis próximas lecturas va a ser Jane Eyre, por fin va a salir de mis eternos pendientes :-)
    A Un monstruo viene a verme le tengo ganas, y este que nos dejas hoy me ha llamado la atención así que voy a indagar un poquito más :-)
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Uy qué monada de libro, soy algo superficiasl y este tipo de libros me encantan!!!!ay ya se me ha antojado jaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Hola Lady Ovejita me parece una lectura interesante no la conocía pero no me importaría darle una oportunidad pues parece que enfoca el problema del acoso escolar desde otro punto de vista. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y sabéis que siempre visito vuestras páginas. Si me gustan las sigo. Pero, por favor, no uséis el espacio para los comentarios para dejar spam.