lunes, 21 de marzo de 2016

Película: Victor Frankenstein


Título: Victor Frankenstein
Director: Paul McGuigan
Guion: Max  Landis
Intérpretes: Daniel Radcliffe, James McAvoy, Jessica Brown-Findlay, Andrew Scott, Charles Dance.
Año: 2015

No sé si puedo decir que tengo un libro favorito. Seguramente he tenido varios a lo largo de mi vida (El nombre de la rosa, Drácula, Estudio en Escarlata...), pero creo que si ahora mismo me obligaran a quedarme con uno solo, elegiría Frankenstein de Mary Shelley. 
De esta novela se han hecho cientos de adaptaciones, unas con más fortuna y otras con menos. Algunas han intentado ser fieles al texto original y otras sencillamente lo han usado como inspiración para crear algo totalmente distinto. Esta nueva versión, protagonizada por Daniel Radcliffe en el papel de Igor y James McAvoy en el de Victor, encaja sin duda dentro del segundo grupo. De hecho ya desde el principio queda claro que se trata de revisar el mito cinematográfico y no el literario, ya que el ayudante jorobado del mad doctor, ni siquiera existe en la novela.
La historia esta vez está contada precisamente desde el punto de vista de Igor, un joven inteligente pero deformado del que abusan sistemáticamente en el circo en el que trabaja como bufón. Sin embargo todo cambiará para este muchacho maltratado cuando tras un accidente Victor Frankenstein se cruce en su vida y abra ante él un mundo lleno de nuevas posibilidades, algunas de ellas realmente aterradoras.
En líneas generales la película me ha gustado. Es verdad que la criatura queda a un lado para dar todo el protagonismo a los dos investigadores, pero creo que ya hay muchas películas y series en las que se ha trabajado sobradamente el personaje del monstruo, que a fin de cuentas es el verdadero protagonista del libro. Además esta es una película sin pretensiones de profundidad, una cinta de acción y aventuras al estilo de las que ha hecho Guy Richie sobre Sherlock Holmes (aunque con todo esta es más fiel a la obra que las de Richie). Los efectos especiales funcionan bien, hay algunas escenas un poco gore que le dan un punto chulo y el argumento no está mal. Quizás el mayor problema que arrastre sea el ritmo, algo atropellado, que hace que en algunos momentos te preguntes cómo demonios es posible que un chico que se ha pasado toda su vida encerrado en un carromato de feria en feria sea un genio de la medicina o cómo diantres se da cuenta Victor de que Igor es un fuera serie solo porque le recoloca un hueso a una trapecista (esto no es un spoiler, ocurre en los primeros minutos). Lo bueno es que todas esas situaciones quedan bien encajadas como rasgos del carácter extremadamente fantástico de la película. Al igual que ocurría en las dos películas sobre Sherlock Holmes de Guy Ritchie, aquí la cosa avanza de fantasmada en fantasmada, al menos al principio: persecuciones a cámara lenta en un Londres decimonónico sucio y oscuro, puñetazos, explosiones y saltos imposibles y muchos esquemas sobreimpresionados para explicarnos a los espectadores lo que a los protagonistas se les pasa por sus privilegiadas cabezas.
El punto fuerte de la película, la razón por la que creo que merece la pena ser salvada de las llamas a pesar de saltarse a la torera el texto de Shelley y tropezar en más de un momento (especialmente al brincar del ritmo frenético de las escenas de acción al tono pausado de algunos diálogos), es otra: la brillante interpretación de Daniel Radcliffe. Pensaba que jamás dejaría de ver a Harry Potter cada vez que él apareciese en la pantalla (y aquí aparece casi todo el rato), pero creo que está demostrando que es muy capaz de sacudirse al mago más famoso del mundo de encima si se lo propone. Por otro lado James McAvoy (mi profesor Charles Xavier preferido con permiso de Patrick Stewart) y Andrew Scott (James Moriarty en Sherlock) le añaden muchos puntos al total. Sin sus interpretaciones los fallos de guion habrían sido fatales. McAvoy, por ejemplo, da vida a un Victor tan trastornado, y a la vez tan humano, que acabas perdonando sus constantes idas y venidas de la demencia a la cordura a pesar de que en manos de un mal actor hubieran parecido incoherencias en el personaje. Por su parte el detective que interpreta Scott, mucho más contenido que en Sherlock, no aporta prácticamente nada a la película más allá de ser el típico policía de moral estricta y muy tocanarices que acosa a los protagonistas y está a punto de desbaratar sus planes una y otra vez. Nuevamente se le disculpa solo por tener la oportunidad de disfrutar a un Scott brillante en el lugar del detective que persigue al chalado, al contrario de lo que es costumbre en él.
Me consta que Victor Frankenstein no está cosechando muy buenas críticas y me parece un poco injusto. Es una película de acción más en la línea de La liga de los hombres extraordinarios, Van Helsing o Hansel y Gretel que una revisión del mito clásico con pretensiones filosóficas. En ese sentido creo que hay otras películas muy recomendables como Remando al viento o Frankenstein de Mary Shelley (la de Kenneth Branagh), pero una actualización más ligera no viene mal de vez en cuando. Quizás el error haya sido precisamente elegir actores de tanta talla para un proyecto que igual requería caras conocidas pero un poco más insulsas.



11 comentarios:

  1. No sabes lo mucho que esperaba esta crítica tuya. Aún no me he animado a verla y no sabía muy bien que esperarme, por las malas críticas que recibió en su momento. Pero ahora estoy más tranquila sabiendo que al menos, será entretenida.
    Un beso
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la clave, Lena: es entretenida y punto. No es una película que pretenda ser profunda ni nada por el estilo pero pasas el rato.

      Eliminar
  2. ¡Tengo que ver esta peli! Quise ir a verla cuando la ponían en cines y al final no fui, gracias por recordármela.

    Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste por lo menos tanto como a mí.

      Eliminar
  3. ¿Fan de drácula? ¡¡¡Yo también!!!
    Estoy en todas sus adaptaciones, de películas, series, libros, mangas, animes, ¡de todo! Muy muy fan.

    Frankenstein también es una historia que me gusta mucho, aunque me da más penita...
    Igual leo el libro.

    Mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando era pequeña era más de Drácula, pero con lo años Frankenstein me llegó mucho adentro. Es una historia tremendamente humana.

      Eliminar
  4. Hola guapa!
    Me la apunto, pinta genial. Besotes

    ResponderEliminar
  5. Por lo que veo es una especie de vuelta de tuerca al personaje (log que hde y en día se lleva mucho) Espero verla muy pronto pero a ver si de una vez por todas hacen una adaptación fiel al texto.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la más fiel que he visto es la de Kenneth Branagh, y hacia el final se toma unas cuantas libertades con respecto a la novela que no sé a qué vienen. Con todo creo que es mi versión preferida de lejos.

      Eliminar
  6. La verdad es que tenía expectativas porque el tráiler no pintaba mal y los dos actores me gustan mucho. Pero me decepcionó terriblemente. Es como un refrito de películas de serie B muy predecible y sin mucho sentido, con un ritmo que va a trompicones. Una pena porque los dos son actores fantásticos y la ambientación no estaba mal. Pero lo cierto es que cuando terminé de verla me quedé con esa sensación de que es una película que sencillamente se podían haber ahorrado hacer :(.

    Besitos :D

    ResponderEliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y sabéis que siempre visito vuestras páginas. Si me gustan las sigo. Pero, por favor, no uséis el espacio para los comentarios para dejar spam.