martes, 1 de julio de 2014

La Hija del Capitán, de Alexander Pushkin


Título: La Hija del Capitán
Autora: Alexander s. Pushkin
Nº de páginas: 200 págs.
Encuadernación: tapa dura
Editoral: Anaya.
Lengua: castellano

Últimamente ando enfrascada en la lectura de las siete novelas de Harry Potter, así que de momento he dejado de lado el resto de lecturas. Como encima ando algo perezosa y leo despacito me encuentro con que no tengo nuevos libros que reseñar, y eso no puede ser. La solución que se me ha ocurrido es reseñar libros que leí hace ya tiempo, por ejemplo clásicos como La Hija del Capitán, de Alexander Pushkin.
Esta novela me la hicieron leer hace unos años en la universidad, en clase de Literatura Rusa. La verdad es que fue una de las sorpresas más agradables de toda mi vida académica, porque unas semanas antes había tenido que tragarme Eugenio Oneguin, una novela en verso del mismo autor que me había aburrido soberanamente, y me temía que este libro fuera a parecérsele demasiado. Afortunadamente no fue así.
Para empezar La Hija del Capitán no está escrita en verso, sino en prosa, y yo eso lo agradezco. Además, aunque hay una historia de amor que sirve como hilo conductor de la historia, no se trata estrictamente de una novela romántica (a ver, en el sentido de romance, porque obviamente sí pertenece al movimiento literario romántico), sino de aventuras, al más puro estilo de las de Walter Scott, con acción, humor y giros inesperados.
La Hija del Capitán cuenta las aventuras y desventuras de Piotr Andréich Griniov, un disipado jovenzuelo de buena familia que confía en cumplir el servicio militar en un destino cómodo donde pasar el rato jugando a las cartas y cortejando señoritas, tal y como hacen la mayoría de los muchachos de su posición. Por desgracia para él su padre tiene otros planes y decide enviarlo a una fortaleza perdida del mundo con la esperanza de que hagan de él un hombre. Piotr emprende el viaje de mala gana sin ser consciente de que sus cuitas no han hecho más que empezar. Antes siquiera de llegar a su destino le pasarán mil y una. Le desplumarán jugando al billar, tendrá que dormir en albergues de mala muerte y hasta los elementos (en forma de tormenta) se conjurarán para que todo se le complique.
Pero lo mejor está por llegar. Cuando por fin logre alcanzar la fortaleza a la que ha sido destinado como oficial, se dará de bruces con una realidad bien diferente a la que se figuraba. Nada de bailes ni de cortejos, nada de jóvenes de su edad con los que planear tropelías. La fortaleza, bajo el mando del anciano capitán Savélich, es un puro despropósito donde la mayoría de los soldados son vejetes que pasan de todo y la instrucción se reduce a un poco de aeróbic adaptado para la tercera edad (o al menos esa sensación me dio a mí). Para colmo de males la única chica en el lugar es la hija del capitán, María, de la que otro joven militar de su edad, Alekséi Ivánich Shvabrin, le cuenta pestes. 
Sin embargo y a pesar de la primera impresión, Piotr va venciendo sus reticencias y acaba integrándose muy bien en la familia del capitán, que resulta de lo más entrañable, y termina enamorándose de María a pesar de que la familia de Piotr se opone a la relación. Pero las cosas no podían resultar tan fáciles para el protagonista, ya que pronto comprende que si Alekséi le habló mal de María fue porque él también estaba enamorado de ella y quería quitarse un rival de en medio. Tratándose de una novela rusa os podéis imaginar cómo acaba el percal. Y por si todo ello no fuera poco, encima comienzan a llegar a la fortaleza rumores de una revolución del coronel Pugachov, que apoyada por el ejército cosaco, está arrasando las fortalezas cercanas y se acerca peligrosamente a la del capitán Savélich.
Hasta aquí el argumento. No cuento más porque hay un montón de sorpresas, traiciones, intrigas y golpes de efecto que merecen ser disfrutados por el lector. Si tuviera que dar mi opinión en pocas palabras diría que La Hija del Capitán es una de las novelas más entretenidas que he leído en mi vida. Me parecía mentira que la hubieran escrito en el siglo XVIII, porque el ritmo era trepidante y la forma de narrar era propia de un best-seller de nuestro tiempo (y esto lo digo en el buen sentido). La novela te engancha y no puedes dejarla. Tiene de todo, emociones, romance (pero nada empalagoso), mucho humor, batallas, intrigas... Se lee de un tirón, primero porque es sencillamente adictiva, y segundo porque no es muy larga, así que no hay excusa para no llevársela a la piscina, que además en pleno verano viene muy bien un poquito de ventisca rusa.


19 comentarios:

  1. ¡Hola! Pues ni idea sobre este libro pero la verdad es que tiene que ser una lectura la mar de entretenida. Me ha llamado mucho eso de que has dicho que podría ser perfectamente como un best-seller de nuestro tiempo, así que me lo apunto para ver si lo encuentro por algún lado. ¡Gracias por la reseña! Besos :3

    ResponderEliminar
  2. Hace mucho que no leo libros de este tipo y lo cierto es que ahora estoy centrada en otro tipo de historias así que de momento no me animo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. No conocía este libro. Y viendo cómo lo disfrutaste, voy a tener que llevármelo bien apuntado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En clase nos gustó mucho. Espero que no te decepcione.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Hola Lady Ovejita pues tomaré nota de tu recomendación, aún no se cuando la leeré pero si me veo necesitada de una ventisca rusa,:) seguro que me acordaré de este libro. Creo que por lo que nos cuentas me podría gustar. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy entretenido, y tiene un poco de todo, ya verás.
      Un besote.

      Eliminar
  5. No lo conocía y me lo llevo apuntado, gracias por la reseña, besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo lees espero que lo disfrutes como yo lo hice.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Pues sí que había oído hablar de esta novela, pero nunca me llamó lo suficiente como para ponerme con ella. Otra que apuntar a mi larga lista ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, esas largas listas! Si yo te contara...
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Pues me llevo tu recomendación apuntada :-)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Hola^^
    Pues la verdad es que este tiene buena pinta, me lo apunto.
    Un beso:3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien, ya verás.
      Un besote enorme.

      Eliminar
  9. No lo conocía pero si que me lo apunto! Además, al ser clásico seguro que puedo encontrarlo baratito de segunda mano o algo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fijo que sí. En alguna librería de segunda mano o en alguna feria. De todas formas está en edición de bolsillo por unos ocho euretes si lo quieres nuevo, pero vamos, yo soy defensora a ultranza de comprar libros usados.
      Un besote para ti.

      Eliminar
  10. Pues la tendremos en cuenta porque por lo que dices parece muy entretenida.

    ResponderEliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y sabéis que siempre visito vuestras páginas. Si me gustan las sigo. Pero, por favor, no uséis el espacio para los comentarios para dejar spam.