lunes, 27 de enero de 2014

The Sherlock Holmes Museum


Esta va a ser una entrada muy literaria. No es que vaya a reseñar ningún libro en concreto, ni tampoco voy a comentar qué me ha parecido la adaptación cinematográfica de alguna novela. No. 
Esta vez solo quiero recomendaros una visita: el Museo de Sherlock Holmes.
Sé que muchos de vosotros sois fans del detective más famoso de la historia de la literatura (por ejemplo estoy pensando en el blog Compases Rotos, cuya administradora escribe un fanfic muy interesante), así que no me ha parecido mala idea dedicar una entrada a esta especie de portal mágico que nos conduce al particular universo que creó en 1887 Sir Arthur Conan Doyle.
Para empezar os diré que la dirección del museo no puede ser más fácil de recordar: el 221 de Baker Street. Sí, existe y no se le ha podido dar mejor uso. Lo curioso es que en los tiempos de Conan Doyle no había tal 221 en esta calle, quizás por eso eligió el número, pero hoy en día tenemos 221 en Baker Street y merece la pena acercarse. La entrada no es gratuita al no tratarse de un museo de gestión estatal, pero el precio no es demasiado alto para tratarse de Londres, ocho libras para los adultos y cinco para los menores de dieciséis años. El horario es bastante flexible también; abre todos los días del año (salvo Navidad) desde las nueve y media de la mañana a las seis de la tarde. 
Una vez que hayamos llegado al museo y nos hayamos rascado un poco el bolsillo nos encontraremos con un "bobby" en la entrada. En realidad no es un auténtico policía, sino un actor que trabaja para el museo y que estará encantado de dejarse fotografiar con los visitantes. Es curioso porque de hecho a veces cuelgan ofertas de trabajo en la propia página web del museo por si hay gente interesada en este empleo. Creo recordar que también buscaban señores más mayores y mujeres. La primera vez que estuve en el museo no tenían "bobby" en la puerta, pero sí un típico mayordomo inglés en el interior. Era un hombre muy agradable que no sólo ayudaba a "ambientar", sino que también se encargaba de vigilar un poco. Increíble la paciencia de este señor con un grupo de petardas que entró con nosotros y que parecían una manada de mamuts en una cristalería. Será la flema británica, porque yo no habría sabido conservar la calma.
Voy a seguir explicando cómo es el museo, que me voy por las ramas como los monos y tampoco es eso. Lo que más me gusta de este museo es que en realidad es una típica casa victoriana, con varios pisos, un poquito angosta, con todos los muebles y artilugios que podrían encontrarse en las auténticas habitaciones de Holmes y Watson (retrete incluido). Para mostrarlo mejor voy a colgar algunas imágenes. No todas las tomé yo. Algunas las he buscado en la red, porque yo soy malísima echando fotos y me quedan fatal.

El Salón, con su diván y esos balazos en la pared

El dormitorio de Holmes, con el sombrero que usa para disfrazarse

La camita de Sherlock con sus trastos más de cerca

El violín al lado de la chimenea
Pero no vayáis a pensar que esto es lo único que encontraréis en el museo. Si seguís subiendo os encontraréis con los mismísimos personajes de los relatos de Conan Doyle. En forma de figuras de figura de cera, eso sí.


Escenas de "La Liga de los Pelirrojos" y "Un Escándalo en Bohemia"

Irene Adler, la mujer
Grimesby Roylott, del relato La Banda de Lunares

El Hombre del Labio Torcido
No se parece a Andrew Scott... Pero es Moriarty
Mi consejo es que os toméis la visita con calma y no perdáis detalle, como si fuerais auténticos detectives, porque si no podríais perderos guiños buenísimos para los lectores más voraces. Por ejemplo, ¿qué mira Grimesby Roylott con tanto horror? ¿Qué pinta ahí esa cerbatana? ¿Y el sombrero de sacerdote en la habitación de Sherlock?
Mobiliario y figuras de cera a un lado, lo que más gracia me hizo fue un vitrina en la que se exponen cartas que aún actualmente siguen llegando al 221 Baker Street. Hay gente que escribe a Sherlock Holmes con la esperanza de que que les ayude a resolver sus problemas. Una de las cartas que más me llegó fue la de una chica que venía a decir algo así como que se sentía estúpida escribiéndole a Sherlock Holmes cuando obviamente ya debía estar criando malvas (¡angelito!) pero que sus profesores le habían obligado a redactar la carta como trabajo de clase. En la posdata recalcaba lo de que se seguía sintiendo estúpida. Alguien debería tener una charla con ella, pero con tacto, no siendo que aún crea que los regalos de Navidad se los trae Papa Noel y que sus dientes de leche se los llevó el Ratoncito Pérez.
Para los que no os atreváis a escribir una misiva como la de esta chica pero también queráis aportar vuestra gotita de tinta personal a la historia del museo, siempre queda la opción de firmar en el libro de visitas.

No hace falta ser Sherlock Holmes para echar por tierra el anonimato de Lady Ovejita
Antes de marcharse merece la pena echar un vistazo a la tienda de recuerdos, en la que cuentan con gran cantidad de curiosidades que encandilarán a los sherlockmaníacos. Libros, cómics, láminas, lupas, sombreros, Cluedos de Sherlock Holmes, tazas, plumas, peluches... De todo. Absolutamente de todo. Yo no me pude resistir a cuatro láminas (copias de las realizadas por Paget para la serie de relatos de Holmes publicados por Arthur Conan Doyle en la revista The Strand) que enmarqué y que ahora decoran mi dormitorio y el pasillo. Por cierto, por si os interesa comprar un recuerdo para algún amigo pero no queréis visitar el museo, creo que podéis acceder a la tienda sin comprar una entrada (pero yo os recomendaría que sí lo hiciérais).
Y por último, aunque yo no llegué a entrar, si la visita os abre el apetito pero os negáis a abandonar el mundo maravilloso que brotó de la mente de Sir Arthur Conan Doyle, siempre podéis sentaros a la mesa del Hudson Restaurant, que queda justo a la derecha de la entrada al museo. No sé qué tal se come (son guiris, yo no esperaría milagros) y no tengo ni idea de si es caro, pero ahí dejo la idea. Si no os apetece comer pero sí tomar una pinta también podéis tomar el metro hasta Charing Cross y remojaros el gaznate en el pub Sherlock Holmes, que bien podría pasar por otro pequeño museo dedicado a nuestro detective preferido y además resulta muy acogedor.

31 comentarios:

  1. Yo estuve en la puerta, pero no entré.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buffy, te lo perdiste. Cuando vuelvas a Londres tienes una visita obligada.
      Besos.

      Eliminar
    2. Hola, estoy aquí otra vez para comentarte que no tienes bien rellenado el formulario del sorteo en mi blog. Pon lo que te falta o no te podré tener en cuenta para el sorteo.
      Un beso!

      Eliminar
  2. Ays, qué envidia... Me encantaría poder visitar este museo! Gracias por la entrada.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar la entrada.
      Un beso enorme, Margari.

      Eliminar
  3. ¡Hola, Lady! ¡Me ha encantado la entrada! No pude ir porque cuando fui a Londres no iba sola y la gente con la que estaba no le entusiasmaba mucho Sherlock Holmes así que... Pero si vuelvo a ir visitaré el museo sí o sí. A medida que iba leyendo tu entrada me daban una ganas de estar ahí que no te lo puedes ni imaginar. Me ha encantado la anécdota de la carta jeje. ¡Muchas felicidades por la entrada!

    Un beso.

    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Laura. La carta original la puedes leer en la página web del museo. De verdad que es curiosa.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Curioso me parece eso si, pero no e sido muy fan del personaje, ni de la serie ni de las pelis, no se por que y eso que me encanta todo lo de crimenes, detectives y casos, pero siempre he tirado mas para lo gore xD. Pero si que molaria verlo! Otra cosa ovejita, tu que eres tambien mucho de pelis, te recomiendo que veas por favor Old Boy si todavia no la has visto, tengo una pequeña reseña a lo ultimo de mi ultima entrada, me encantaria que la vieses y comentaras que te parece, es brutal!! un pedazo de peli de 10!!! Ya me diras!!! un besiko ovejita, me alegra leerte de nuevo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de "Old Boy" tengo ganas de verla, pero me hace ganas ver primero la original, que la tengo pendiente y dicen que es todavía mejor. Sí que debe ser la clase de película que me gusta, sí. Yo también soy muy de gore.
      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Si si, si es la original la que te digo que veas y e visto, la coreana. La americana todavia no se a estrenado y dicen que es malisima, cuando salga la veré por curiosidad pero como la original... ninguna! ;)

      Eliminar
  5. Iré segurísimo, gracias a la gloriosa serie de la BBC he quedado fascinada con el personaje, y tengo pendientes los libros de Conan Doyle para conocer al Holmes original. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gustan los libros. Mi chico se enganchó a la serie y terminó pidiéndomelos. Los está devorando y dice que le encantan. Además, por si te interesan, Debolsillo están sacando una colección con las novelas y los relatos originales pero las portadas de la serie. No son caros y vienen acompañados de prólogos muy interesantes de los creadores de la serie.

      Un beso.

      Eliminar
  6. Cómo me gustaría ir a visitar ese museo! e ir a Londres en general XD
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Chibita. Londres no solo es una visita obligada, es una de las ciudades más fascinantes del mundo. Yo me pegaría una escapada cada mes si pudiera.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Que visita más interesante,a la próxima no me lo pierdo,besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no, Susana.
      Un beso enorme para ti.

      Eliminar
  8. Yo estuve en la calle, pero no entré porque no teníamos tiempo... teníamos que elegir y al final fuimos al de cera que es aklfhasjdfhasdjfh *-* ajaja

    Un besiño :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ains! Dichoso tiempo... Los días tendrían que ser de treinta horas, ¿verdad?
      Un beso.

      Eliminar
  9. !Qué chulo! Yo voy a Londres en Julio y este será un sitio que visite seguro.
    Muy chula la entrada, me servirá para cuando vaya :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo pasarás en grande, Mina, ya verás. ¡Y cuando vuelvas cuéntanoslo en tu blog!
      Un beso.

      Eliminar
  10. Eres un verdadero cielo :3
    Cuando lo he leido me he sonrojado, muchisimas gracias por mencionar el blog y el Fan Fiction, Ovejita.
    Yo llevo años intentando viajar a Londres, pero mis padres se niegan ya que no se manejan demasiado bien con el ingles y no son muy viajeros. Tendre que esperar :P
    Un enorme beso preciosa
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! No te preocupes, que ya verás que tarde o temprano te puedes marcar una visita al museo. Si no es con tus padres ya será con amigas o con quien tú prefieras. Hazme caso, todo llega. Y si tus padres no se manejan con el inglés, pues ponte tú las pilas, que el inglés es imprescindible. ¿Qué le dirías a Sherlock si te lo encontrases en Baker Street?

      Eliminar
  11. ¡Qué pasada!
    Cuando vuelva a Londres intentaré convencer a mis padres de ir :3

    Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde aquí hago un llamamiento a todos los papás del mundo. ¡Llevad a vuestros retoños al museo de Sherlock Holmes!
      Un beso.

      Eliminar
  12. Lo tengo apuntado en mis sitios para visitar en Londres... por si algún día voy :-) ¡Me encanta Sherlock!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Atalanta. Me alegro mucho de encontrar más sherlockmaníacas.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Heeeey madrina!
    Simplemente llevo desde los cinco años queriendo ir al museo (lo vi en una revista de viajes y me conquistó). Mis padres no me quieren llevar, creo que escribiré un carta a Sherlock para contarle mis problemas...
    Besos ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué buena idea lo de la carta! Mientras tanto no te preocupes, como ya he dicho, todo llega. Cuando por fin vayas al museo espero que no te decepcione.
      Un besazo, ahijada.

      Eliminar
  14. hola a mí estos sitios es que me encantan, lo tendré en cuanta segurísimo, me ha encantado tu entrada, chao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha encantado escribirla... Y por supuesto que os haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Que genial! ya quisiera visitarlo, me encanta Sherlock y me encanta Londres, es que esa mezcla es perfecta <3
    Besotes

    ResponderEliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y sabéis que siempre visito vuestras páginas. Si me gustan las sigo. Pero, por favor, no uséis el espacio para los comentarios para dejar spam.