domingo, 6 de octubre de 2013

La Mejor Oferta

Hace ya unas semanas que vi esta película, y puedo decir que me dejó muy buen sabor de boca. Las críticas han sido un tanto dispares, y es comprensible porque  esta cinta tiene sus luces y sus sombras. 
No es que me cuente entre las filas de seguidores de Tornatore, pero desde que vi a Geoffrey Rush interpretando a Sade en Quills no me pierdo una en la que salga este australiano. Así que me aventuré con La Mejor Oferta sin saber casi ni de qué iba. Bueno, casi nada, porque lo de que sale una chica monísima con agorafobia ya te lo destripan en el trailer.
Pensaba que La Mejor Oferta sería una película romántica en la que se contaría la relación entre un agente de subastas y una joven con un problema mental. Pero es mucho más que eso. Hay una historia de amor, efectivamente, pero sobre todo hay mucha intriga, mucho misterio, y arte, mucho arte.
Geoffrey Rush interpreta a Virgil Oldman, un experto tasador de carácter particularmente difícil, con un ego del tamaño de un mamut y una moral cuando menos discutible. Su solitaria vida transcurre al margen de cualquier sentimiento afectivo hasta que decide atender a las insistentes peticiones de una enigmática joven para que valore y ponga en venta las obras de arte heredadas de sus padres. Virgil, a pesar de sus reticencias iniciales, acabará aceptando el encargo.
No cuento nada más porque la historia merece ir desvelándose poco a poco, aunque no hace falta ser un lince para verse venir al pastel a medida que avanza la película. Con todo alguna sorpresilla sí podemos llevarnos. Y aunque no sea así, la película cuenta con suficientes puntos a favor como para perdonarle ese exceso de previsibilidad. 
Me ha encantado el ritmo que Tornatore le ha imprimido, cómo va desmenuzándonos una trama compleja y tal vez demasiado enrevesada, tal vez a ratos hasta inverosímil, pero hermosa. Tan hermosa como la sucesión de obras de arte que van desfilando ante Virgil Oldman, y tan compleja como los engranajes del autómata que va encontrando en los rincones de la decadente villa en la que la joven heredera se oculta del mundo.
La Mejor Oferta es una película oscura y romántica, una película con una estética embriagadora. Sótanos lúgubres, cámaras ocultas y secretos inconfesables, piezas que van encajando hasta dar forma a un todo imperfecto pero singular.


4 comentarios:

  1. Muy buenas ...paso a saludarte desde Barcelona .

    He visto tu comentario en el blog de nuestra amiga Victoria Alvarez y , bueno, pues te pongo estas letras por si quieres que nos vayamos comunicando por aquí .
    Espero te guste mi blog.

    Las Eternas es fantástico...¿leíste también "Hojas de Dedalera ? otro libro maravilloso...

    Victoria es una chica estupenda , la conozco en persona , igual que a sus padres.maravillosos los tres.Te lo puedo asegurar.

    Un abrazo grande y espero tu visita por mi blog...si quieres, claro.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Joaki007. Muchas gracias por pasarte por mi blog. De inmediato me doy una vuelta por el tuyo.
    Anoche precisamente le di un buen tirón a Las Eternas, así que supongo que cuando lo termine me pondré con Hojas de Dedalera, porque no puedo dejarlo pasar si está ambientado en Highgate.
    Lo que más me está gustando de Las Eternas (además del pedazo de prólogo que tiene) es la ambientación, el cuidado que Victoria le pone a su escritura (que hoy en día se echa en falta en muuuuchos autores) y lo de que haya introducido autómatas en la trama. Desde que leí "August Eschenburg" de Steven Millhauser, me encantan. Por eso me llevé una grata cuando descubrí que en "La Mejor Oferta" también aparecía uno de estos curiosos personajillos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! A mí esta película me gustó mucho. A Tornatore le tengo un cariño especial porque él fue el creador de Cinema Paradiso, mi película favorita. Con lo referente al comentario anterior, Hojas de Dedalera es una novela preciosa y la recuerdo con mucho cariño. Tiene una magia inexplicable. La he leído en más de una ocasión y me sigue cautivando como la primera vez. Es muy completa. Muy victoriana y eso me gusta :)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. A mí esta película me encantó. De hecho, es cierto que el "todo" es imperfecto (para mí hay algunas cosas que no cuadran) pero singular, se te queda grabado en la retina. El ambiente que crea el director, la música, Geoffrey Rush... Simplemente me hechizó.
    Un beso y genial crítica :)

    ResponderEliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y sabéis que siempre visito vuestras páginas. Si me gustan las sigo. Pero, por favor, no uséis el espacio para los comentarios para dejar spam.