sábado, 28 de septiembre de 2013

La cocina de los monstruos: El chef zombi

Y como estoy en racha sigo con temática infantil.
No es que se me esté despertando el instinto maternal. Es sólo que todos tenemos un niño dentro luchando por salir.
No conocía esta colección de libros infantiles, pero son brutales. A los críos les encantan, por lo menos a mi sobri le pirran. Vamos, que se parte de risa con ellos. Y es que no son los típicos libros de aventuras para críos con niño/a mago/bruja en plan superexaltación del buenrollismo. Son gamberrismo puro y diversión a raudales, vamos, lo que nos habría encantado leer a todos a la edad de nueve años.
Admito que le he echado algo más que un ojo a algunos de estos libros y son divertidos de verdad. Muy desenfadados, con un montón de ilustraciones (un poco al estilo Gerónimo Stilton) y argumentos alocados. Para hacerse una idea, en uno de mis favoritos el chef zombi se empeña en robar una momia del museo para cocinarse un plato de tallarines con sus vendas. Por suerte sus amigos Pablo y Natalia, dos niños del colegio en el que el chef zombi trabaja, lograrán evitar el desastre a tiempo.
Lo que más me gusta es que en cada una de sus entregas se centran en un monstruo clásico que de alguna manera, chef zombi mediante, acaba teniendo algo que ver con un delicioso plato: Macarrones con Zombi, Tallarines de Momia, Hamburguesas de Hombre Lobo, Gazpacho de Vampiro, Kraken a la Romana (éste es particularmente ocurrente), Pastel de Bruja, Chuletas de Dragón, Helado de Yeti, Sopa de Fantasma y Albóndigas Marcianas



Eso sí, sin petardadas a lo Monster High. Es literatura infantil pero los monstruos son monstruos, no chonis con colmillos.
Aquí debajo dejo el enlace a la página oficial. Sólo añadir que el autor de los libros es Martín Piñol, guionista de televisión, autor de otros libros como Una de Vampiros (que no he leído todavía pero del que mi chico dice que está genial) y brillante artífice de la sentencia: "Un vampiro que brilla no es un vampiro, es un gusiluz".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco enormemente vuestros comentarios y sabéis que siempre visito vuestras páginas. Si me gustan las sigo. Pero, por favor, no uséis el espacio para los comentarios para dejar spam.