lunes, 7 de enero de 2013

Ganadora del concurso "Corsés.com" de Madame Macabre

Esta noche cuando volvía a casa se me ha cruzado un gato negro. Lo ha hecho con una elegancia pasmosa, con unos andares estilosos dignos tan sólo de la clase felina, dejando detrás de sus cuartos traseros y su cola irreverente una linea imaginaria perfectamente perpendicular a la de mi trayectoria. Ni siquiera era un gato desconocido, y ni siquiera era un gato del todo negro. Lo tengo visto porque es un habitual del barrio, una monada de gato, negro, sí, pero con una mancha blanquita en el morro y los pies también blancos. Me cae bien ese gato, porque es un gato callejero con pinta de ser un granuja.
Lo primero que se me pasó por la cabeza fue que debería tomármelo como un mal augurio, pero inmediatamente me lo replanteé de otra manera. ¿Por que cruzarme con un animal tan guapo podría ser una mala señal? ¿Por qué, si de lo que entran ganas es de traérmelo a casa y ponerle un plato de leche mientras le acaricio el lomo?
A lo que voy, que el minino, lejos de traerme mala fortuna, debe haberme atraído buena suerte, porque nada más llegar a casa, después meter la cena en el microondas, enciendo el ordenador y me encuentro con la buena nueva.
Como ya comenté en otro post, soy una fiel seguidora del blog de Madame Macabre, que aprovecho para recomendar una vez más. Pues bien, hace unos días Madame Macabre puso en marcha un concurso en colaboración con una tienda de corsés llamada Corsés.com, que también aprovecho para recomendar, y lo hago muy sinceramente, en primer lugar porque Madame Macabre ya ha probado uno de sus corsés y lo ha puesto por las nubes (y su opinión en estos temas debe tenerse en cuenta, porque su blog es como la Cosmopolitan de las chicas góticas, siniestras, rockeras y oscurillas en general). En segundo lugar porque tienen una variedad impresionante (es imposible que no te quedes prendada de alguno de sus corsés porque los hay de todo tipo). Y en tercer y último lugar, porque tiene precios muy competitivos. Normalmente los corsés suelen ser caros, y algunos de los que ofrece Corsés.com no son muy baratos (los reductores suben un poco más de precio), pero tienen bastantes corsés por sólo 15 euros, y hay muchísimos a partir de 30 euros.
El modelo que me ha tocado es éste, un corsé muy clásico de color negro (¡mira, como el gato!) con el borde de encaje. Es realmente precioso, y no veo la hora de tenerlo en mis manos (bueno, en mi torso). ¡Espero poder llevarlo en el concierto de Rammstein de abril! Sería una buena ocasión. Por cierto, tengo que escribir sobre Rammstein, que han sacado un nuevo DVD y vienen de gira a nuestro país.
En fin, que quiero agradecerles el detallazo a Madame Macabre y a Corsés.es. Es una buena manera de empezar el año, además de un regalo de reyes inesperado y realmente fabuloso.

1 comentario:

  1. "El Cosmopolitan de las chicas góticas, siniestras, rockeras y oscurillas en general", eso me ha llegado al alma :*** XD.

    En Noche Buena me puse mi corsé de Corsés.es y estuve súper cómoda toda la noche, es fantástico. Verás que este modelo también lo es :).

    No te olvides de mandarme un mail a undomiel_oiale_laira@hotmail.com diciéndome que eres tú para ponerte en contacto con ellos ya que necesitan algunos datos tuyos.

    Un besote guapa, me alegra haberte alegrado, espero que vuelvas a escribir más a menudo. Los gatitos negros molan ;).

    ResponderEliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y sabéis que siempre visito vuestras páginas. Si me gustan las sigo. Pero, por favor, no uséis el espacio para los comentarios para dejar spam.