domingo, 30 de diciembre de 2012

¡Rompe Ralph!

Anoche fui a ver ¡Rompe Ralph! al cine, y me lo pasé en grande. Es una película que gustará a los más pequeños, al menos los que estaban en la sala parecieron disfrutarla, y que encandilará a los mayores, sobre todo a los treintañeros que crecieron dejándose los dedos en el joystick con videojuegos como Street Fighter II, Pac-Man, Sonic, Super Mario Bros o Sonic.
Algunos de los personajes de estos y otros juegos van desfilando por el metraje, unos sólo dejándose ver por la estación central, otros con un poco más de protagonismo, como Zangief o Bison, o un simpático zombi que parece salido de Ghost n´Goblins.
Además, de una manera más indirecta y sin mencionarlos explícitamente también se homenajea a otros clásicos, por ejemplo al Donkey Kong o al Super Mario Kart, y a los juegos de última generación como Halo, Call of Duty o Resistance, y eso es algo que agradecerán los que se resisten a soltar el mando de la Play Station a pesar de las canas.
Sin embargo sería un error pensar que  ¡Rompe Ralph! es sólo una invitación a desempolvar la Nintendo 64. No hace falta ser un gamer recalcitrante para pasárselo bien con ella, porque esta Disney nos ofrece una película divertidísima, muy en la linea de Monstruos S.A.,con unos personajes frescos y entrañables, un montón de guiños que los adultos agradecerán y algún giro de guión inesperado.

2 comentarios:

  1. Tengo ganas de verla, sobre todo porque mi novio es un friki de los juegos retro. Me han dicho que la primera parte de la película está muy bien, pero que en la segunda decae un poco. A ver qué tal está.

    Un beso linda, me alegra que vuelvas escribir :).

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Madame Macabre. A ver si esta vez retomo el blog con algo más de constancia (propósito de año nuevo).
    Es verdad que la película cambia un poco a partir de la segunda mitad, y que la mayor parte de los guiños aparecen en los primeros minutos de metraje, pero yo diría que la película entera está muy bien. Lo que pasa es que quizás esa segunda parte esté un poco más enfocada al público infantil, y no tanto a ganarse a los adultos. Pero vamos, yo fui a verla con mi sobrina y mi novio, y a los tres nos encantó.

    ResponderEliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y sabéis que siempre visito vuestras páginas. Si me gustan las sigo. Pero, por favor, no uséis el espacio para los comentarios para dejar spam.