martes, 8 de febrero de 2011

Algo pasa con el cine español

Por lo que leí ayer en la prensa algo pasa con el cine español, que por lo que ve este año no ha hecho muy buena taquilla. Se conoce que es culpa de las descargas ilegales... Aunque yo no me lo creo.
El cine pretencioso me provoca sarpullidos. Ése el motivo por el que evito determinadas películas como se evitaba en la Edad Media a los leprosos. Curiosamente son ese tipo de películas que cuestan en subvenciones seis veces más de lo que recaudan en taquilla. Prefiero hora y media de divertida e inofensiva Los Mercenarios antes que dos horas y pico de delirios sexuales de viejo verde con aires de sesudo intelectual. Lo que quiere contar Bigas Luna en Didi Hollywood ya lo contaron Poison en el videoclip de Fallen Angel hace un montón de años. Les quedó mucho mejor y salió bastante más barato.
No voy a decir que le tengo manía al cine español porque no es verdad. Lo creía, pero no es verdad. Y me di cuenta de ello la noche que fui a ver Spanish Movie. Para mi sorpresa había visto todas las películas que en ella se parodiaban. Todas salvo Mar Adentro, que no me la puede traer más al pairo.
Da para pensar. ¿Qué tenían en común todas esas películas que sí había visto (por cierto, en el cine y previo paso por taquilla)? Pues principalmente dos cosas. La primera es que pertenecían al género fantástico, y la segunda que eran entretenidas. El Orfanato, Los Otros, El Laberinto del Fauno, Volver, Rec,  salvaron las cifras en su día. El año que no toca peli de Amenábar, de Balagueró o de Guillermo del Toro esto no hay quien lo atuse para que los datos objetivos no canten tanto de cara a la galería.
También da para pensar la cantidad de grandes obras cinematográficas filmadas en nuestro país que vienen a la cabeza si echamos la vista atrás. El Bosque Animado, Remando al Viento, Amanece que no es poco, Así en el Cielo como en la Tierra, etc. Y si de echar la vista atrás se trata no podemos olvidarnos de los actores, porque ahora nos avergonzamos mucho del landismo, pero ya quisieran los bimbocaos tartamudos que pueblan actualmente el celuloide patrio llegarle a Alfredo Landa a la suela de los zapatos. Eso me recuerda que se me olvidaba otra de mis favoritas: Los Santos Inocentes.
Milana, bonita.

2 comentarios:

  1. Creo que si lo hubiera escrito yo, ademas de haberlo escrito peor, jeje, no creo hubiera podido escribir lo que pienso mejor que tu lo has hecho. Totalmente de acuerdo. Es esa falsa intensidad de la que quieren rodearse en el cine español la que tira para atrás. Una recomendación, la ultima película que he visto española y me ha encantado, 18 Comidas. La tuve que ver en un cine pequeño fuera del circuito comercial, con lo que me imagino que su director o los productores no era del circulo mágico. Merece la pena

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario, Sostrato. Tendré en cuenta tu recomendación.

    ResponderEliminar

Agradezco enormemente vuestros comentarios y sabéis que siempre visito vuestras páginas. Si me gustan las sigo. Pero, por favor, no uséis el espacio para los comentarios para dejar spam.